MODA

ILUSIÓN ROTA

CULTURA

ILUSIÓN
ROTA

La eliminación de la búsqueda por la perfección.

Muchos de nosotros nos encontramos frente a una constante -por no decir invasiva- exposición de arquetipos hegemónicos de cómo deben verse las mujeres. Trasladándose así a un camino sin salida en la búsqueda de una belleza inalcanzable; en donde también, peligrosamente, se nos inserta un erróneo chip de que solo existe un tipo de belleza

Una concepción equivocada que muchas personas se han dado cuenta, en estos últimos años. Y que ha generado diversos movimientos pro-love yourself, donde su principal objetivo es el de que toda mujer se muestre orgullosa de sus “defectos” porque la hace única. Una inyección de autoestima y empoderamiento femenino que ha ayudado a educar a la sociedad sobre el gran abanicos de belleza que este mundo contiene.

Este movimiento de amor sano ha llevado a la creación de una gran cantidad de trends de belleza dentro de plataformas como Tik Tok e Instagram. En las cuales miles de jóvenes se atreven a mostrarse al natural sin ningún tipo de filtro encima o resaltar algún rasgo característico en su rostro como: pecas, manchas, cicatrices o hasta ojeras.

Donde ya no se apunta con el dedo aquella diferencia que te hace diferente como ese color bronceado, oscuro o blanco con pecas que algunas de nosotras podemos poseer. Un levantamiento que nos está empujando a ser nosotras mismas sin esos prejuicios de lo que debemos ser.

Un ejercicio inconsciente que ha alentado a muchos a trabajar en su autoestima y eliminar miles tóxicas concepciones o prejuicios que ellos ponían en práctica. Algo que ha llevado a que poco a poco esta generación se incline a actuar y mostrarse en disposición de lo que ellos quieran y no lo que la sociedad estipula como el “ideal”.

Es por esta razón que hemos decido crear una oda a esa belleza natural, sin retoques. Sin límites por vivir y sin aquella voz en su cabeza de las cosas que dicen los demás sobre ella. Un espíritu que desea rebelarse para romper dañinas ilusiones inalcanzables que solo causan malestar y prejuicios.

Muchos de nosotros nos encontramos frente a una constante -por no decir invasiva- exposición de arquetipos hegemónicos de cómo deben verse las mujeres. Trasladándose así a un camino sin salida en la búsqueda de una belleza inalcanzable; en donde también , peligrosamente, se nos inserta un erróneo chip de que solo existe un tipo de belleza.

Una concepción equivocada que muchas personas se han dado cuenta, en estos últimos años. Y que ha generado diversos movimientos pro-love yourself, donde su principal objetivo es el de que toda mujer se muestre orgullosa de sus “defectos” porque la hace única. Una inyección de autoestima y empoderamiento femenino que ha ayudado a educar a la sociedad sobre el gran abanicos de belleza que este mundo contiene.

Este movimiento de amor sano ha llevado a la creación de una gran cantidad de trends de belleza dentro de plataformas como Tik Tok e Instagram. En las cuales miles de jóvenes se atreven a mostrarse al natural sin ningún tipo de filtro encima o resaltar algún rasgo característico en su rostro como: pecas, manchas, cicatrices o hasta ojeras.

Donde ya no se apunta con el dedo aquella diferencia que te hace diferente como ese color bronceado, oscuro o blanco con pecas que algunas de nosotras podemos poseer. Un levantamiento que nos está empujando a ser nosotras mismas sin esos prejuicios de lo que debemos ser. Un ejercicio inconsciente que ha alentado a muchos a trabajar en su autoestima y eliminar miles tóxicas concepciones o prejuicios que ellos ponían en práctica. Algo que ha llevado a que poco a poco esta generación se incline a actuar y mostrarse en disposición de lo que ellos quieran y no lo que la sociedad estipula como el “ideal”.

Es por esta razón que hemos decido crear una oda a esa belleza natural, sin retoques. Sin límites por vivir y sin aquella voz en su cabeza de las cosas que dicen los demás sobre ella. Un espíritu que desea rebelarse para romper dañinas ilusiones inalcanzables que solo causan malestar y prejuicios.

CRÉDITOS

Redacción: Diana Dávila

Fotografía: Andrés Espinoza 

Modelo: Michelle Oliveira

Agencia: Independent Model Management  

Dirección de Arte: Marte Diaz

Editor principal: Qora Journal