MODA

ESPÍRITU DE CAMBIO

CULTURA

ESPÍRITU DE
CAMBIO

Una reflexión sobre la relación entre el paisaje y la mujer.

Como una forma de seguir promoviendo la participación femenina dentro del arte; se presenta –por 10mo año consecutivo- Pabellón 4 Arte Contemporáneo, en medio del desarrollo de la feria SWAB Barcelona. Una exposición -dirigida por el curador Nestor Zonana– que será integrada por tres mujeres artistas que desembocan, dentro de sus trabajos, una profunda investigación acerca de la relación del impacto del hombre en el medio ambiente, la cultura de la violencia hacia la mujer, los movimientos feministas, la lucha por el respeto conjunto y la ampliación de los derechos femeninos.

Dentro de este marco, tenemos a la peruana Natalia Revilla. Una mujer que explora las distintas formas que tiene la sociedad para relacionarse frente a la violencia y el impacto que tienen estos comportamientos espontáneos en medio del ámbito privado como público. Una tesis que se ha visto plasmada dentro de muchos proyectos de su autoría.

Propuesta que también abarca la reflexión de la violencia hacia el cuerpo de la mujer. Una cuestión fundamental para la sociedad, ya que se inscribe dentro del paisaje como un testimonio donde la violencia toma forma de mensaje de poder. De esta forma, ella explora esos escenarios que impregnan dentro de nuestra memoria para visitarlos y llegar a reflejarnos en ellos. 

Adicionalmente a esta propuesta, también se encuentra Paula Otegui de Argentina. Quien, a partir de una oferta artística integrada por la superposición de patrones figurativos, abstractos y geométricos, se crea una compleja trama visual hecha a partir de unos recursos plásticos contenidos por una composición estricta.

Un enfoque que, alineado con el de Natalia, también propone una reflexión a partir de las relaciones con nuestro entorno y las interacciones de violencia que se dan con el medio ambiente. Ella pone en mesa de discusión que la destrucción de nuestro ecosistema, por parte de la humanidad, es parte de una crisis que no solo se encuentra a una escala colectiva; sino también por parte de cada individuo. 

Ante estas visiones, llega a complementar el proyecto artístico de Nicole Mazza. Una estadounidense que hace una observación sobre la historia de nuestro presente, la cual toma como eje principal el activismo por los derechos humanos. Una iniciativa que reitera interrogantes sobre la constante presencia de violencia ante la figura femenina y los diversos movimientos que hay para combatir contra él.. 

Algo que se presenta con diversas técnicas en tejido, costura y bordado, en medio de un juego de contrastes entre la delicadeza bordada e imágenes sexualizadas. Un enfoque que nace del interés en explorar la iconografía de la mujer, vista a través del lente construido por fantasías de la misma sociedad.

Para el encargado de esta exposición artística, Nestor Zonana: “Esta propuesta da cabida a una profunda reflexión sobre la relación entre el paisaje y la mujer”. Algo que nos lleva a cuestionarnos sobre los diversos condicionamientos y concepciones en torno a la figura femenina, que fueron forjados equivocadamente por la misma sociedad.

Como una forma de seguir promoviendo la participación femenina dentro del arte; se presenta –por 10mo año consecutivo- Pabellón 4 Arte Contemporáneo, en medio del desarrollo de la feria SWAB Barcelona. Una exposición -dirigida por el curador Nestor Zonana– que será integrada por tres mujeres artistas que desembocan, dentro de sus trabajos, una profunda investigación acerca de la relación del impacto del hombre en el medio ambiente, la cultura de la violencia hacia la mujer, los movimientos feministas, la lucha por el respeto conjunto y la ampliación de los derechos femeninos.

Dentro de este marco, tenemos a la peruana Natalia Revilla. Una mujer que explora las distintas formas que tiene la sociedad para relacionarse frente a la violencia y el impacto que tienen estos comportamientos espontáneos en medio del ámbito privado como público. Una tesis que se ha visto plasmada dentro de muchos proyectos de su autoría.
Propuesta que también abarca la reflexión de la violencia hacia el cuerpo de la mujer. Una cuestión fundamental para la sociedad, ya que se inscribe dentro del paisaje como un testimonio donde la violencia toma forma de mensaje de poder. De esta forma, ella explora esos escenarios que impregnan dentro de nuestra memoria para visitarlos y llegar a reflejarnos en ellos. 

Adicionalmente a esta propuesta, también se encuentra Paula Otegui de Argentina. Quien, a partir de una oferta artística integrada por la superposición de patrones figurativos, abstractos y geométricos, se crea una compleja trama visual hecha a partir de unos recursos plásticos contenidos por una composición estricta.
Un enfoque que, alineado con el de Natalia, también propone una reflexión a partir de las relaciones con nuestro entorno y las interacciones de violencia que se dan con el medio ambiente. Ella pone en mesa de discusión que la destrucción de nuestro ecosistema, por parte de la humanidad, es parte de una crisis que no solo se encuentra a una escala colectiva; sino también por parte de cada individuo. 

Ante estas visiones, llega a complementar el proyecto artístico de Nicole Mazza. Una estadounidense que hace una observación sobre la historia de nuestro presente, la cual toma como eje principal el activismo por los derechos humanos. Una iniciativa que reitera interrogantes sobre la constante presencia de violencia ante la figura femenina y los diversos movimientos que hay para combatir contra él.. Algo que se presenta con diversas técnicas en tejido, costura y bordado, en medio de un juego de contrastes entre la delicadeza bordada e imágenes sexualizadas. Un enfoque que nace del interés en explorar la iconografía de la mujer, vista a través del lente construido por fantasías de la misma sociedad.

Para el encargado de esta exposición artística, Nestor Zonana: “Esta propuesta da cabida a una profunda reflexión sobre la relación entre el paisaje y la mujer”. Algo que nos lleva a cuestionarnos sobre los diversos condicionamientos y concepciones en torno a la figura femenina, que fueron forjados equivocadamente por la misma sociedad.

CRÉDITOS

Redacción: Diana Dávila

Fotografía: Pabellón 4

Editor principal: Qora Journal